Las células madre que le han devuelto la rodilla a Rafael Nadal

Las células madre que le han devuelto la rodilla a Rafael Nadal

Tomarse un antiinflamatorio para el dolor de rodilla ya no es ‘trendy’. Ahora la moda marca tratamientos con células madre. Pero, ¿qué sabemos realmente de ellas? ¿Son tan milagrosas como parecen?

Quizá el titular más conocido haya sido el relativo al tenista: Rafa Nadal quien ha padecido de varias lesiones en las rodillas. El deportista pasó varias veces por la clínica USP La Esperanza, en Vitoria, para recibir tratamientos con células madre en sus rodillas. Pero no ha sido, ni mucho menos, el único en visitar este centro pionero en España: por allí han desfilado otros conocidos del deporte como Xavi, Puyol, Sergi Vidal, Samuel Sánchez, Joseba Beloki o, incluso, el Rey. ¿Qué tienen de milagrosas las células madre para que grandes deportistas y personalidades famosas hagan uso de ellas?

Indudablemente, las células madre están de moda: es teclear estos dos vocablos en Google y ver desfilar por la pantalla todo tipo de artículos de lo más variopintos, unos a favor y otros en contra. Pero, ¿qué es esto de una célula madre? Sin querer echar mano de los libros de Ciencias Naturales del cole, todos sabemos que nuestro cuerpo es un mundo microscópico tan complejo como el de fuera. Dentro de ese mundo están las células y entre ellas, las denominadas células madre, que son aquellas que tienen la capacidad de formar tejidos, es decir, pueden multiplicarse y dar origen a distintos tipos de células. Esa característica es lo que las hace sumamente interesantes para la medicina.

Para extraer células madre del paciente se puede hacer por medio del tejido del cordón umbilical o por medio de los dientes y después hay que cultivar esas células en el laboratorio, para multiplicarlas y obtener una mayor cantidad.

¿QUÉ TIENE DE BENEFICIOSO ESTE TRATAMIENTO?

“Se acorta notablemente el tiempo de curación; por ejemplo, en las lesiones musculares, se acorta entre un 30% y un 50%, lo que hace que interese mucho al mundo del deporte. Los deportistas tienen que volver a estar en activo muy poco tiempo después de una lesión”, confirma el galeno. También mejora la calidad de la cicatriz, lo que hace que haya menos recaídas.

¿PARA QUÉ RESULTA EFECTIVO?

Para las lesiones traumáticas (huesos y músculos) y las degenerativas (por ejemplo, la artrosis de rodilla). En este último caso de hecho existe una gran demanda porque las soluciones médicas convencionales se centran en aliviar el dolor y la inflamación, pero poco más… “También se habla mucho de su aplicación en las enfermedades neurodegenerativas, como el Parkinson, pero es algo que aún está muy en pañales”, afirma Sánchez.

* Artículo originalmente publicado en el número 186 de GQ.

Para mayor información contáctanos a:

info@bancodecordon.com o al 01-800-900-9900

Sin comentarios

Lo sentimos. El formato de comentarios se encuentra cerrado.

¿Preguntas? Escríbenos