Boletines médicos

Isquemia crónica del miocardio

Guijarro et al. International Journal of Cardiology (2016)

“Trasplante intramiocárdico de células mesenquimales estromales para isquemia crónica del miocardio y disfunción del ventrículo izquierdo: Resultados del ensayo piloto MESAMI 1”

Con el fin de desarrollar una estrategia para revascularizar el miocardio y prevenir la remodelación ventricular en pacientes con cardiomiopatías isquémicas investigadores de las Universidad de Toulouse y de la Universidad de Nantes montaron un ensayo piloto: MESAMI 1. En este ensayo principalmente se buscó encontrar si era seguro y factible la administración por inyección de células madre mesenquimales de la médula ósea al miocardio de pacientes con cardiomiopatías isquémicas. El estudio se dividió en cuatro fases, 1) reclutar a los pacientes elegibles para el estudio, 2) aspirado de médula, 3) inyección de células mesenquimales y 4) período de seguimiento.

Se reclutaron 10 pacientes con isquémica crónica del miocardio, Fracciones de Eyección del Ventrículo Izquierdo (FEVI) ≤35% que estuvieran en condiciones médicas estables. Se realizó un aspirado de médula (15-20 ml) de la cresta iliaca, se transportó y procesó en las instalaciones del Establecimiento Francés de Sangre bajo un protocolo aprobado y conforme a las Buenas Prácticas de Manufacturas (GMP, por sus siglas en inglés). Las células mesenquimales fueron cultivadas durante 17 días, después del cultivo las células obtenidas contaban con una viabilidad del 95%, y el 98% expresaba los marcadores CD73, CD90 y CD13 y menos del 1% el CD45 y CD14. Además, se observó un cariotipo normal. Los pacientes recibieron entre 10 y 16 inyecciones guiadas en la periferia de la cicatriz del Ventrículo Izquierdo (VI). En promedio se inyectaron 61.5 x106 células mesenquimales por paciente. El seguimiento dentro del hospital fue de por lo menos 48 horas y con seguimiento externo de un año. La factibilidad y seguridad del ensayo fueron constadas. No se reportaron eventos adversos relacionados al tratamiento y las inyecciones fueron bien toleradas. Dentro de los resultados obtenidos los investigadores observaron que la FEVI, el volumen sistólico del ventrículo izquierdo, la prueba de esfuerzo y el grado de falla cardíaca New York Heart Association (NYHA) mejoraron significativamente. Se realizaron ecocardiogramas para evaluar la función del VI, y el volumen de eyección sistólico en donde se observaron mejoras significativas a los 12 meses. Mediante imágenes bidimensionales de Speckle Tracking (2d-STE) se logró observar un aumento significativo de la contracción en las áreas donde se administraron las inyecciones, sin embargo, los cambios en el movimiento y esfuerzos de la pared del corazón no fueron significativos. Se evaluó también la viabilidad e isquemia de las áreas tratadas en los que no se observaron cambios significativos, sin embargo, sí se vio en promedio mejores resultados en las pruebas de esfuerzo. Según la escala NYHA en la calidad de vida de los pacientes también se observaron mejoras.

Los efectos tróficos y paracrinos de las células mesenquimales se investigan hoy para el tratamiento de una variedad de enfermedades, incluidas cardiomiopatías isquémicas. En ensayos clínicos anteriores se han observado resultados inconsistentes que se pueden atribuir a diferentes métodos de administración, fracción celular, cultivo celular, incluso al tiempo y dosis de administración. Los ensayos más recientes buscan generar resultados reproducibles utilizando células y procesos dictados por las GMP. La fase 2 de MESAMI ya se encuentra reclutando pacientes para un estudio doble ciego, bi-céntrico, con grupo placebo aleatorizado, con el fin de demostrar las mejoras funcionales (NCT02462330).

¿Preguntas? Escríbenos