fbpx

Diez razones de por qué las células madre desplazarán a otras terapias

Diez razones de por qué las células madre desplazarán a otras terapias

Los programas de preservación de células madre, provenientes de la sangre del cordón umbilical de los recién nacidos, se han convertido en los últimos diez años en una opción de tratamiento para enfermedades de la sangre o hematológicas como la leucemia, neuroblastoma, entre otras.

Cada vez son más las parejas que buscan adherir a sus hijos a algún servicio de almacenamiento de células madre, porque se ha demostrado una alta seguridad en sus procesos y un nivel bajo de rechazos biológicos en quien las recibe, lo que refleja una tendencia que va en aumento.

De acuerdo con cifras del Programa Nacional de Donadores de Médula Ósea, de Estados Unidos, en el año 1990 se realizaron menos de 200 trasplantes de células madre provenientes de médula ósea, para personas con enfermedades hematológicas, mientras que para el año 2013 el número de este tipo de intervenciones fue de 1.500 anuales. Al inicio solo se utilizaba médula ósea, gradualmente los trasplantes de sangre de cordón umbilical y de sangre periférica fueron desplazando a los de médula. Ahora, se han reportado 6 mil 500 trasplantes anuales con todas las fuentes, donde menos del 25% de los trasplantes son de médula ósea.

En el 2012 se llegó a la cifra de un millón de trasplantes tomando en cuenta médula ósea, sangre periférica y sangre del cordón umbilical. En la actualidad, se cuenta en el mundo con 550 mil muestras de sangre de cordón umbilical almacenadas, lo que cubre una gran variedad de etnias y diferentes poblaciones.

Lo anterior demuestra el crecimiento exponencial que ha tenido el uso de este grupo de células, que tienen la capacidad de diferenciarse y convertirse en células especializadas.

En el caso de México, hasta el 2004 se habían realizado 50 trasplantes de sangre de cordón umbilical por parte del Centro Nacional de la Transfusión Sanguínea (CNTS) para atender enfermedades como la leucemia que es la segunda causa de muerte en población menor de 18 años en nuestro país, para el 2014 se habían realizado más de 323 trasplantes, de los cuales el 83% eran para pacientes pediátricos.

Las enfermedades tratadas con sangre del cordón umbilical fueron:

Leucemia linfocítica aguda 61.3%
Inmunodeficiencias 3.7%
Anemia aplástica 7.8%
Linfoma 2.4%
Otras 24.8%
Existen por lo menos diez razones para que el Programa de Transplantes identifique como posibles ventajas en el uso de las células madre y que en la mayoría de los casos son tomadas en cuenta por la comunidad médica:

1. Mayor proliferación de estas células
2. Más éxito en formación de colonias (grupos de células que se forman juntas y crecen en grupo)
3. Mayor capacidad de diferenciación en cualquier otro tipo de célula
4. Menor probabilidad de presentar enfermedades
5. Se trata de células nuevas que no han pasado por el proceso de envejecimiento, radiación, contaminación y enfermedades
6. Menor riesgo de rechazo en reacciones como injerto contra huésped
7. Facilidad de obtención
8. Menores costos de obtención y trasplante
9. Disponibilidad prácticamente inmediata
10. Mayor tasa de sobrevida.

La decisión de los padres para inscribir a sus hijos en un programa de almacenamiento de células madre ha sido estimulada por nuevos reportes médicos que afirman que esas células pluripotenciales también pueden ser usadas para el tratamiento y rehabilitación de músculo cardiaco dañado por algún infarto.

De acuerdo con un estudio realizado en 2008 por la Universidad de Utrecht, Holanda, si bien en la actualidad las posibilidades de que una persona vaya a requerir un trasplante para atender alguna enfermedad de la sangre, en algún momento de su vida, son de 1 en 200 aproximadamente.

Estas cifras aumentan día con día porque cada vez son más los padecimientos tratables y de esa manera son mucho más altas las posibilidades de que en el futuro las células madre de cordón umbilical se conviertan en una opción terapéutica útil. Para dar un ejemplo hace 10 años estas cifras se encontraban en un rango mayor de 1 en 10 mil. (2)

La adopción en este tipo de células cada vez es mayor y ya no sólo se le considera una inversión para la salud del niño del cual se extraen las células, también pueden beneficiar a otros de sus familiares.

Existen numerosos casos de trasplantes autólogos, donde el paciente es curado con las células almacenadas de su propio cordón umbilical, y crece el número de trasplantes exitosos alogénicos, es decir de donadores compatibles. La acumulación de casos exitosos se multiplican y es por esto que cada vez cobra más fuerza entre los futuros padres la inclinación a favor de almacenar las células de cordón umbilical de sus hijos que están por llegar.

(1) National Marrow Donor Program FY2013

(2) Nietfeld, JJ et al., Biol. Blood and Marrow Trans. 2008;14:3

(3) Centro Nacional de la Transfusión Sanguína. CNTS. Gobierno México 2014.

Para mayor información contáctanos a:

info@bancodecordon.com o al 01-800-900-9900

Sin comentarios

Lo sentimos. El formato de comentarios se encuentra cerrado.