Casos de éxito

BCU una de las empresas líderes en el almacenaje de células madre de cordón umbilical en Latinoamérica proporcionó en el 2004 su primer muestra para un trasplante de una paciente con leucemia, desde esa fecha ha proporcionado varias unidades más para tratar distintas enfermedades y padecimientos.

En esta ocasión les platicaremos sobre un nuevo tratamiento experimental y se trata de la parálisis cerebral.

Mexicano es trasplantado en la Universidad de Duke en Estados Unidos para tratar su parálisis cerebral con las células madre que almacenó desde su nacimiento en Banco de Cordón Umbilical México.

Mario Andrés, un niño mexicano que padece parálisis cerebral desde su nacimiento y que está completamente paralizado, fue sometido a un tratamiento experimental bajo un trasplante de células madre de su propio cordón umbilical (trasplante autólogo) que tenía almacenadas desde su nacimiento en Banco de Cordón Umbilical | BCU. A través de este trasplante los doctores indican que el paciente pudiera llegar a tener mejoras en la parte motriz así como en el habla.

Este trasplante fue realizado el 6 de abril del 2010 en la Universidad de Duke en Carolina del Norte, E.U.A. y fue realizado por la Dra. Joanne Kurtzberg.

La Dra. Kurtzberg es directora del Banco de Sangre de Cordón Umbilical de las Carolinas y es jefe de división de la unidad de trasplantes de sangre pediátrica y de médula ósea de la Universidad de Duke. Bajo el liderazgo de la doctora, la Universidad de Duke ha establecido un programa infantil de trasplante de células madre del cordón umbilical reconocido internacionalmente, que actualmente trata a niños con cáncer, enfermedades hematológicas, inmunodeficiencias y hemoglobinopatías metabólicas hereditarias.

En los últimos 2 años, el programa de trasplantes en Duke ha iniciado estudios de sangre del cordón umbilical autóloga en niños con lesión cerebral neonatal y parálisis cerebral. El laboratorio de la Dra. Kurtzberg también está llevando a cabo estudios preclínicos para aislar algunos componentes de sangre de cordón con el objetivo de utilizar estas células en terapia celular para tratar lesiones no genéticas adquiridas a nivel cerebral en los próximos años.

El trasplante de Mario Andrés se llevó a cabo sin contratiempos, fue bien tolerado y en algunos meses se llevará a cabo una evaluación para determinar si Mario tuvo mejoras en su cuerpo derivadas del trasplante recibido.

¿Preguntas? Escríbenos